Pringles de los productos más tóxicos del mercado Noticias de Queretaro
Menu
Facebook
Twitter
Instagram
Google
Pinterest
Contacto
USUARIO PASSWORD

image
Pringles de los productos más tóxicos del mercado

Esta botana es cancerígena gracias a la acrilamida, sustancia química neurotóxica que aparece durante la cocción a altas temperaturas de los alimentos ricos en almidón.

sdpnoticias.com , 2016-02-05 17:20:12

Seguramente conoces las papas Pringles y de hecho, es posible que sean una de tus botanas favoritas; sin embargo, un estudio acaba de revelar que estas papas son altamente cancerígenas, por lo que son consideradas las más tóxicas del mercado.

Estos bocadillos salados y apilables tienen en sus ingredientes algo llamado acrilamida, un compuesto que se forma durante la cocción de los productos altos en almidón.

En la primera fase de producción, unen los ingredientes tales como arroz, trigo, maíz y papa en copos que se mezclan para formar una especie de masa o papilla. Ésta papilla se extiende en láminas que después pasan por una cinta transportadora y se presiona en moldes que se mueven por aceite hirviendo.

De esta forma se fríen y se queda su forma característica. Después de freírse son soplados seco. En la última fase se rocían con polvo de sabores y se envasan en latas.

Al momento en que la papa y la harina pasan por el aceite hirviendo, se producen muchos tóxicos. Según un informe de la Unión Europea en 2007 ha demostrado que la cocción a altas temperaturas producen 800 componentes, 52 de ellos potencialmente cancerígenos.

La acrilamida afecta directamente la fertilidad masculina, puede causar malformaciones a los bebés y causar cáncer. incluso, si comemos demasiado estas papas, pueden afectar el sistema nervioso de humanos y animales.

Los alimentos que se procesan a más de 100º C contienen acrilamida, por lo que su consumo no es nada recomendable.

Por si fuera poco, su sal nos hace salivar y activa la sensación de apetito en el estómago; y, al transformarse casi de inmediato en glucosa, estos aperitivos disparan nuestros niveles de azúcar en sangre, proporcionando al cerebro oleadas de placer.

Por desgracia, estos breves momentos de bienestar van asociados a una desagradable sensación de saciedad, pero sin dejar realmente de tener hambre, y las consecuencias a largo plazo son nefastas para la salud.

La próxima vez que se te antojen estas papas piénsalo dos veces.


Escrito por: Queretaro.com.mx
Facebook: directorioqueretaro.com.mx
Twitter: @queretarocommx

Todas las opiniones expresadas en éste espacio pertenecen exclusivamente a su autor y queretaro.com.mx no asume responsabilidad de las mismas.