Día Mundial de la Lucha contra el Sida: ¿test o no test? Noticias de Queretaro
Menu
Facebook
Twitter
Instagram
Google
Pinterest
Contacto
USUARIO PASSWORD

image
Día Mundial de la Lucha contra el Sida: ¿test o no test?

Conocer el diagnóstico puede marcar la diferencia. Las cifras en el mundo de esta pandemia que lleva más de tres décadas. La mirada de una experta.

Infobae , 2015-12-01 09:34:44

El 1° de diciembre se celebra el Día Mundial de la Lucha contra el HIV/Sida. De acuerdo a los últimos datos publicados por la organización ONUSIDA, hay entre 35,7 y 36,9 millones de personas que viven con HIV alrededor del mundo. Estas cifras involucran tanto a aquellas personas infectadas con el virus de inmunodeficiencia humana y no presentan ningún síntoma como a quienes, por el contrario, ya han desarrollado la enfermedad. De acuerdo a los sondeos de este organismo descentralizado de las Naciones Unidas, las nuevas infecciones por el VIH descendieron en un 35 por ciento desde el año 2000 y también mostraron una caída de un 42% en las defunciones desde 2004.

A escala mundial, al menos 2 millones de personas se infectaron con el VIH en 2014, lo que señala un descenso respecto a los 3,1 millones estimados de 2010.

"Es importante saber que, luego de África y Asia, Latinoamérica y el Caribe ocupan el tercer lugar, del que no se ha movido en los últimos años. Además, el 50 por ciento de todo este colectivo humano corresponde a mujeres", señaló la doctora Isabel Cassetti, médica infectóloga, miembro del Comité Asesor del Programa Nacional de Sida y ETS del Ministerio de Salud de la Nación.

Vulnerables

Frente a los grupos donde hace pie esta pandemia, la doctora Cassetti señaló que existe una especial preocupación en la comunidad médica por los adolescentes, los adultos mayores y las embarazadas en los que la incidencia parece estar creciendo. Sobre este último grupo, la especialista destacó que "tenemos una prevalencia de transmisión vertical -que es la transmisión de madre a hijo- bastante alta que ronda entre el 5 y el 6%".

En relación a los adolescentes, se observa que en el segmento de los niños de 0 a 14 se redujo la proporción de nuevos diagnósticos, aunque en el grupo de adolescentes y jóvenes adultos comprendido entre los 15 y los 24 años de edad, hay una tendencia al aumento de los casos nuevos.

"Se observa un aumento de los casos en los varones de 19 a 24 cuya transmisión es hombres que tienen sexo con hombres y en las mujeres este aumento se registra en la franja de edad de 15 a 19 años. Esta es la única zona etaria donde el número de mujeres supera a los hombres", detalló la doctora Cassetti que también es Directora Médica de Helios Salud y Coordinadora Médica de Stamboulian Servicios de Salud.

Hay determinantes sociales que influyen en esta situación y que están siendo analizados en un estudio realizado por el Ministerio de Salud.

Si se espera revertir esta tendencia, según la mirada de la infectóloga, es necesario reforzar la información a través de la difusión de material impreso, talleres con pares, involucrando a los diferentes actores en las actividades de prevención.

Test o no test

Es importante avanzar en la expansión del testeo para que cada uno pueda saber si tiene o no la infección por HIV. En este sentido en varios países, como los Estados Unidos, se ha implementado el acceso universal al test rápido para que quién lo desee pueda conocer su situación serológica.

"En nuestro país, en el último tiempo, se ha ampliado la cantidad de centros que ofrecen el test rápido y, entre ellos, están los de Helios Salud. Allí tenemos el test rápido de manera gratuita que puede ser solicitado en cualquier momento del día, de 8 a 20", señaló la doctora Cassetti.

Se lo considera un estudio rápido porque ofrece un resultado en 15 a 30 minutos. "Lo bueno es que si el resultado es negativo, se lo considera negativo. Esto quiere decir que, para nosotros, el valor predictivo negativo es muy alto, ya que nos permite determinar que esa persona que se realizó la prueba no tiene HIV. Sin embargo, como esta prueba tiene una alta sensibilidad, si el valor es positivo, siempre hay que confirmarlo", detalló.

Esto quiere decir que un resultado positivo no es positivo hasta que no se obtenga la confirmación a través de estudios especiales como los estudios de carga viral, Western Blot, entre otros.

Confirmación y tratamiento

Una vez obtenido el diagnóstico, una de las principales preguntas del paciente es si debe recibir o no su tratamiento o fijar el inicio. Lo cierto es que, de acuerdo a una reciente resolución de la Organización Mundial de la Salud (OMS), todas las personas que fueron testeadas y confirmadas con la infección por HIV deben iniciar el tratamiento. "Antes esto no era así porque nos basábamos en el nivel de linfocitos CD4 en sangre pero ahora, todos deben recibir los antiretrovirales", aseveró la doctora Casseti.

"Ya está bien documentado que hay beneficios para esa persona en términos de disminuir la progresión de la enfermedad, el mantenimiento del sistema inmune y en tener menos complicaciones a largo plazo. No obstante también implica beneficios a nivel de la comunidad debido a que cargas virales no detectables, a nivel comunitario, se traducen en la disminución de la transmisión. Es decir que esto se traduce en un doble beneficio", agregó.

En ciudades como San Francisco, en Estados Unidos, que en la década de 1980 tenía una alta prevalencia de personas viviendo con HIV, se fijaron como meta la disminución de los nuevos casos. En este sentido, desarrollaron un programa cuyo objetivo es llegar al hito de tener "HIV cero". Para ellos, una de las estrategias principales es la de conseguir tener diagnosticado al 100% de los pacientes y que inicien su tratamiento a fin de reducir la transmisión a nivel comunitario.

"Si bien es importante transmitir estos conceptos para que las personas infectadas sepan que la transmisión es prácticamente inferior al 1% si toman de manera adecuada su tratamiento", destacó la doctora Cassetti. No obstante, para quienes aún no contrajeron la infección, esto no significa que deban relajar las medidas de autocuidado y prevención. "Es necesario que tengan presente que siempre es mejor no tener HIV que tenerlo", agregó.

El pronóstico del paciente

Hoy, el pronóstico de un paciente con HIV es excelente. De acuerdo con la doctora Cassetti, en la actualidad, la sobrevida de una persona que vive con esta infección es equivalente a la de una persona que aún no la contrajo. "Esto no sólo se da gracias a la disponibilidad de mejores tratamientos y al aumento del volumen de personas tratadas. Si comparamos a dos personas del mismo género y edad, una con HIV y la otra no, veremos que el paciente infectado, por su condición se realiza chequeos de modo mucho más frecuente en sus niveles de presión, colesterol y glucemia", destacó la especialista.

"Esto nos da la posibilidad de prevenir un poco antes cualquier inconveniente que en aquella persona jóven que solo acude al médico cuando se enferman", agregó.

En este sentido, cualquier paciente con HIV puede hacer una vida perfectamente normal y tener hijos si es que decide encarar el proyecto de formar una familia. "En estas circunstancias, es importante que el paciente consulte al equipo de salud a fin de garantizar e implementar todas las medidas para que el riesgo de transmisión sea cero, ya que es posible que sea cero", finalizó Cassetti.

Escrito por: Queretaro.com.mx
Facebook: directorioqueretaro.com.mx
Twitter: @queretarocommx

Todas las opiniones expresadas en éste espacio pertenecen exclusivamente a su autor y queretaro.com.mx no asume responsabilidad de las mismas.