Mauricio Macri gana elecciones y es el nuevo presidente de Argentina Noticias de Queretaro
Menu
Facebook
Twitter
Instagram
Google
Pinterest
Contacto
USUARIO PASSWORD

image
Mauricio Macri gana elecciones y es el nuevo presidente de Argentina

Macri vence en Argentina y pone fin al dominio kirchnerista.

elcolombiano.com , 2015-11-23 09:31:30

El líder del frente opositor Cambiemos, Mauricio Macri, ganó este domingo la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Argentina y se convertirá en el nuevo presidente del país, según los datos con más del 60 % del escrutinio efectuado.

“Gracias por haber creído que juntos podemos construir la Argentina que soñamos. Estoy acá porque ustedes lo han decidido”, dijo Macri a sus simpatizantes desde su comando de campaña en medio de aplausos.

Escrutados el 80,87% de los votos el líder del frente opositor Cambiemos se imponía por casi seis puntos de ventaja con 52,73% sobre el candidato oficialista Daniel Scioli, del Frente para la Victoria, que obtenía 47,27%.

Scioli, por su parte, reconoció en la noche del domingo su derrota en el balotaje presidencial. “Por la voluntad popular se ha elegido el nuevo presidente, el ingeniero Mauricio Macri, a quien acabo de saludar telefónicamente, deseándole éxito por el bien de nuestro país”, dijo el peronista de centroizquierda Scioli ante sus seguidores.

Macri será el nuevo presidente del país sudamericano y recibirá la presidencia el 10 de diciembre de manos de la presidenta Cristina Fernández.

El nuevo presidente es un tecnócrata conservador que tendrá como principal desafío corregir los desequilibrios económicos, como una inflación de al menos 27 % anual, sin alterar el bienestar de los beneficiados por los programas asistenciales aplicados durante los 12 años consecutivos de gobierno de la corriente kirchnerista.

Con su triunfo, Mauricio Macri pondrá fin a 12 años ininterrumpidos de kirchnerismo, el movimiento de centroizquierda que crearon Fernández y su antecesor y fallecido marido Néstor Kirchner (2003-2007) dentro del peronismo.

Los gobiernos de ambos estuvieron caracterizados por una fuerte intervención estatal en la economía, programas de asistencia a los necesitados y un estilo personalista de ejercer el poder que provocó confrontaciones con rivales políticos y una grieta en el seno de la sociedad.

Asimismo, Cambiemos gobernaría a nivel nacional, en la provincia de Buenos Aires, la más poblada e importante del país, y en la capital, bastión desde 2007 de Propuesta Republicana, el partido creado y liderado por Macri.

El opositor, de 56 años, propone atajar la inflación que economistas privados estiman en al menos 27% anual, levantar rápidamente las impopulares restricciones para la compra de dólares, corregir el tipo de cambio y acotar las regulaciones que, a su entender, mantienen estancada la economía desde hace cuatro años.

El también alcalde de Buenos Aires asegura que no suprimirá los programas sociales ni la nacionalización de empresas emblemáticas como la petrolera YPF llevadas a cabo durante los dos mandatos de Fernández (2007-2015).

Macri, el directivo más exitoso de la historia del club de fútbol Boca Juniors, espera romper el maleficio de presidentes no peronistas que no pudieron terminar su mandato en los últimos 60 años.

Además de corregir los desequilibrios económicos sin alterar el bienestar de los beneficiados por los programas asistenciales, el opositor deberá dar una respuesta a la inseguridad y el avance del narcotráfico.

Argentina se encuentra estable en comparación con el colapso financiero de 2001, cuando entró en cese de pagos de su deuda por más de 100.000 millones de dólares y de la noche a la mañana millones de personas de clase media se empobrecieron.

Sin embargo, los planes de ayuda social que se multiplicaron en la década no bastaron para conformar a los argentinos, que se quejan de deficientes servicios sanitarios y obsoletos medios de transporte, así como de la falta de viviendas, seguridad y de empleos y educación de calidad.

Otro nubarrón que acecha es la disputa en los tribunales de Estados Unidos con un grupo de bonistas que exigen a Argentina el pago de una deuda millonaria, la cual ha ahuyentado a los inversionistas y mantenido al país excluido de los mercados crediticios internacionales.

Unos 32 millones de argentinos estaban habilitados para elegir al sucesor de Fernández, una controvertida líder que dominó la política nacional en la última década.

Escrito por: Queretaro.com.mx
Facebook: directorioqueretaro.com.mx
Twitter: @queretarocommx

Todas las opiniones expresadas en éste espacio pertenecen exclusivamente a su autor y queretaro.com.mx no asume responsabilidad de las mismas.