Juego de mesa de hace dos mil 300 años Noticias de Queretaro
Menu
Facebook
Twitter
Instagram
Google
Pinterest
Contacto
USUARIO PASSWORD

image
Juego de mesa de hace dos mil 300 años

Un antiguo y misterioso juego de mesa, que no ha sido jugado durante mil 500 años, fue encontrado en el interior de una tumba de dos mil 300 años de antigüedad localizada cerca de la ciudad de Qingzhou, en el este de China.

Crónica , 2015-11-19 08:53:50

Aunque el lugar, situado en la provincia de Shandong, ha sido saqueado en gran medida, los arqueólogos hallaron un dado de 14 caras hecho con dientes de animales, 21 piezas rectangulares con números pintados, y una baldosa rota que una vez fue parte de un tablero de juego.

Las piezas fueron encontradas junto a un esqueleto, posiblemente de uno de los ladrones de la tumba que habrían fracasado en su intento y murieron atrapados en el interior, según se deduce por el hallazgo de restos humanos en lo que sería el túnel por el que se introdujeron.

En un artículo, los arqueólogos describieron el dado, precisando que 12 de sus caras están numeradas dos veces del 1 al 6 en una forma de la antigua escritura china, conocida como “escritura de sello”, mientras que dos lados se encuentran en blanco.

Los expertos reconstruyeron el azulejo y descubrieron que tenía pintados dos ojos rodeados de nubes y truenos.

Las piezas serían parte de un juego llamado “bo”, a veces referido como “Liubo”, y aunque los arqueólogos dicen desconocer cómo se jugaba, afirman que la gente dejó de utilizarlo hace unos mil 500 años y las reglas pudieron haber cambiado durante el tiempo en que se jugó.

Sin embargo, un poema escrito hace dos mil 200 años llamado Canción Yu ofrece una idea sobre el juego: “con los dados de bambú y piezas de marfil, el juego de Liu Bo comienza; se toman lados; avanzan juntos, amenazandose entre ellos. Piezas son reyes y el marcador se duplica”.

La tumba, que era de 100 metros de longitud cubierta por un montículo, tiene dos grandes rampas que conducen a una escalera que desciende a la cámara fúnebre, y junto al sepulcro están cinco huecos que almacenan los artículos funerarios del difunto.

En el momento en que la tumba fue construida, China estaba dividida en varios estados que a menudo lucharon unos contra otros, por lo que los arqueólogos estiman que fue construida para enterrar a los aristócratas del estado de Qi.

“A pesar de la enorme escala de la tumba, ha sido saqueada a fondo”, escribieron los arqueólogos en un artículo reproducido en la revista estadunidense Live Science. “La cámara del ataúd fue excavada casi por completo y robada, sufriendo graves daños en el proceso”, añaden.

Los arqueólogos identificaron en la tumba 26 pozos excavados en la tumba por saqueadores y en uno de ellos hallaron un esqueleto humano enrollado, que podría ser uno de los ladrones, pero se desconoce cuándo murió, así como su edad y sexo.

La tumba cerca de Qingzhou fue excavada en 2004 por los arqueólogos del Museo Municipal de Qingzhou y el Instituto Provincial de Shandong de Reliquias Culturales y Arqueología.

Escrito por: Queretaro.com.mx
Facebook: directorioqueretaro.com.mx
Twitter: @queretarocommx

Todas las opiniones expresadas en éste espacio pertenecen exclusivamente a su autor y queretaro.com.mx no asume responsabilidad de las mismas.