EE.UU desafió a China enviando barco a aguas en disputa Noticias de Queretaro
Menu
Facebook
Twitter
Instagram
Google
Pinterest
Contacto
USUARIO PASSWORD

image
EE.UU desafió a China enviando barco a aguas en disputa

El destructor USS Lassen atravesó la zona de 12 millas en torno al arrecife de Subi. Aviones de reconocimiento estadounidenses controlaron la maniobra del barco.

vanguardia.com.mx , 2015-10-28 09:34:04

Estados Unidos envió un barco de guerra a las disputadas islas Spratly en el mar de China Meridional, que Pekín reclama como propias, confirmó hoy a CNN un alto mando militar norteamericano.

El destructor "USS Lassen" atravesó la zona de 12 millas en torno al arrecife de Subi. Aviones de reconocimiento estadounidenses controlaron la maniobra del barco, en una acción con la que Washington quiso subrayar su derecho "a la libre navegación en aguas internacionales", indicó el portavoz.

La acción empeora las tensiones que existen desde hace años en torno al archipiélago. Tanto Pekín como Taiwán, Vietnam, Brunei, Malasia y Filipinas reclaman las islas. Las Spratly se encuentran en una de las rutas de navegación marina más importantes del mundo y se cree además que allí hay grandes reservas de gas y petróleo.

El ministro de Exteriores chino, Wang Yi, respondió de manera inusualmente rápida y llamó a Estados Unidos a no causar conflicto. "No deberían actuar de manera irreflexiva y hacer mucho ruido por nada".

Lu Kang, portavoz del ministerio, confirmó poco después que el destructor fue observado y que le lanzaron advertencias durante la maniobra. Pekín calificó la medida de "ilegal" y dijo que actuará "de forma decidida contra acciones provocadoras deliberadas de otros países".

China está ampliando algunos arrecifes de coral rellenándolos artificialmente para formar islas, una de las cuales servirá además para el despegue y aterrizaje de aviones.

Con el paso del barco, que ya había sido insinuado hace una semana, Washington desafía las aspiraciones chinas sobre el territorio. Alega que no pueden ser aguas territoriales cuando los arrecifes estaban bajo el agua antes de ser rellenados.

Washington cree que Pekín quiere poner bajo su control militar gran parte del mar de China Meridional a través de esas islas artificiales. Por el contrario, las autoridades chinas argumentan que las islas se usarán también para fines civiles. Las autoridades afirman que China tiene "aspiraciones históricas" sobre la zona, ubicada a más de 1.000 kilómetros de distancia de su territorio.

El presidente de Filipinas, Benigno Aquino, saludó la maniobra estadounidense. China, como gran potencia regional, ha "elevado muchos reclamos territoriales", y Estados Unidos demuestra con sus acciones que esos reclamos se transforman en realidad si nadie los pone en cuestión, dijo.

"Pienso que todos darán la bienvenida a un equilibrio de fuerzas en todo el mundo", añadió.

También Australia aprobó la intervención estadounidense. "Es importante reconocer que todos los países tienen derecho, bajo la ley internacional, a la libertad de navegación y sobrevuelo, incluyendo en el Mar del Sur de China", dijo la ministra de Defensa, Marise Payne. Aproximadamente el 60 por ciento de las exportaciones australianas pasan por el mar de la China.

En mayo se había producido ya un enfrentamiento por las islas y arrecifes entre China y Estados Unidos, cuando un avión de reconocimiento norteamericano sobrevoló la zona con un equipo de CNN a bordo. La Marina china instó a la aeronave varias veces a retirarse. En agosto, Pekín enció cinco barcos militares a la costa de Alaska que llegaron a entrar en la zona de exclusión de 12 millas mientras el presidente, Barack Obama, se encontraba de visita en el estado.

Las disputadas islas Spratly en el mar de China Meridional

Varios países se disputan las islas Spratly en el estratégico mar de China Meridional, donde se presume que hay reservas de gas y petróleo.

Los cerca de 200 arrecifes de coral y bancos de arena son objeto de disputa sobre todo entre China, Vietnam y Filipinas, pero también Taiwan, Malasia y Brunei reclaman parte de esas islas.

Tanto la República Popular como Taiwan han aportado pruebas de que las islas, situadas a más de un millar de kilómetros de la costa china, ya estaba habitada por chinos hace 2,000 años.

En 1988, en combates en el mar entre Vietnam y China murieron unos 70 marinos. Ambas naciones construyen desde hace años islas artificiales para sustentar sus demandas.

Se estima que el mar de China Meridional, por el que discurren importantes rutas de tráfico marino, alberga unas reservas de crudo de hasta 30,000 millones de toneladas y cerca de 20 billones de metros cúbicos de reservas de gas, según el Ministerio de Tierra y Recursos de China.

China advierte a EU por el envío de un buque militar a islas disputadas

El ministro chino de Exteriores, Wang Yi, advirtió hoy a Estados Unidos por el envío de un buque militar a las aguas de varias disputadas islas en el archipiélago Spratly, una zona del Mar de China Meridional que se disputan varios países de la zona.

Wang dijo que Washington no debería "crear problemas de la nada", en referencia a la a presencia del destructor lanzamisiles USS Lassen, escoltado por aviones de vigilancia de la Marina de EU, dentro de las doce millas náuticas que rodean al arrecife Subi, en las islas Spratly, cuya soberanía se disputan China, Taiwán, Vietnam y Filipinas.

"Estamos comprobando este asunto. Si es cierto, recomendamos a EU que se lo piense dos veces antes de actuar", afirmó Wang en respuesta a una pregunta durante un seminario celebrado hoy en Pekín, y citado por la agencia oficial de noticias Xinhua.

El ministro chino instó a Washington a "no actuar de forma imprudente y a no crear problemas de la nada".

China reclama la soberanía de las islas Spratly, una zona en la que Filipinas, Vietnam, Taiwán, Malasia y Brunei se disputan también parte de la soberanía del territorio o las aguas.

Durante este año, varias imágenes por satélite divulgadas desde Estados Unidos han mostrado que China ha construido auténticas islas artificiales en algunos islotes y arrecifes de la zona.

El arrecife Subi, situado a 26 kilómetros de territorio filipino, permaneció durante gran parte del tiempo sumergido bajo la marea hasta que China inició un proyecto de drenado y construcción en 2014 y lo convirtió en una de sus islas artificiales, con capacidad para funcionar como pista de aterrizaje.

Pekín ha justificado estas actividades diciendo que ha construido faros y otras instalaciones para ayudar a la seguridad de la navegación, en asunción de sus responsabilidades internacionales.

Escrito por: Queretaro.com.mx
Facebook: directorioqueretaro.com.mx
Twitter: @queretarocommx

Todas las opiniones expresadas en éste espacio pertenecen exclusivamente a su autor y queretaro.com.mx no asume responsabilidad de las mismas.