¿Por qué comemos rosca de Reyes? Todo sobre la Vida Local en Queretaro
Menu
Facebook
Twitter
Instagram
Google
Pinterest
Contacto
USUARIO PASSWORD

image
¿Por qué comemos rosca de Reyes?

Tal vez no lo sabes, pero esta tradición proviene del antiguo Imperio Romano.

mx.salecciones.com , 2016-01-05 12:31:39
Comparte esta nota

Pocos festejos son tan mexicanos como el de comer rosca de Reyes el día de la Epifanía o 6 de enero; sin embargo, esta costumbre parece remontarse a la época del antiguo Imperio Romano. La Iglesia católica, como hizo con muchas otras tradiciones paganas, incorporó esta práctica a la religión cristiana, la cual, por medio de los colonizadores, llegó a la Nueva España.

La deliciosa rosca de origen europeo pronto comenzó a tomarse acompañada del sabrosísimo chocolate americano.

Aunque sólo hay una receta para elaborar la masa de la rosca, se puede decorar con distintos dulces confitados: acitrón, higos, naranjas, cerezas, orejones, limones y piña; también se le ponen vistosas flores de Nochebuena para hacerla más atractiva.

La merienda estaba, pues, completa, y sólo había que invitar a parientes y amigos a disfrutarla. Pronto se organizaron juegos y, aunque no se sabe exactamente cuándo, se fue haciendo tradición esconder en la masa de la rosca una figurita de plástico del Niño Dios.

Hasta nuestros días, quien la encuentra en su ración, se convierte en el padrino del Niño Dios y se le encarga ser anfitrión en la fiesta del Día de la Candelaria, el 2 de febrero.

Hay quien prefiere tragarse el trozo de pan con todo y muñeco antes que asumir el compromiso, así que para evitar que el Santo Niño se quede sin padrino, se colocan tres o más figuras en la rosca. Esta medida también sirve para que los gastos de la próxima celebración sean compartidos entre todos los "padrinos".

También se ponen otros objetos dentro de la rosca: pueden encontrarse anillos, que significan matrimonio próximo, o dedales, que indican a quien los encuentra que permanecerá soltero durante todo el año que comienza. En algunos lugares de España se esconde en la masa un haba.

¿Por qué celebramos el Día de la Candelaria?

La fiesta de la Candelaria, el 2 de febrero, es la parte final de la celebración del día de la Epifanía del Señor.

En México, quien encuentra en su ración de rosca de Reyes la figurita, debe presentar en la iglesia, el 2 de febrero, el Niño Dios de la casa donde se comió la rosca, además de convidar a cenar tamales a todos los que asistieron a la fiesta de la Epifanía.

En los días que preceden a esa fecha, se ve en los puestos de los mercados anuncios que rezan "Se visten Niños Dios". Los padrinos llevan la figura con la cual diestras manos hacen primores. Lo visten de distintas maneras: como Niño de las Palomas, es decir, con un manto blanco y una pajarita en la mano; como Santo Niño de Atocha, ataviado de color rojo y verde y con un bastoncillo; o de San Francisquito, con un hábito café y un borreguito en los brazos.

Una vez vestido, se coloca en una cunita o canastita dorada, adornada con cintas de colores y flores, y se lleva a misa el 2 de febrero para que reciba la bendición. Después se le devuelve al dueño, que lo coloca en una sillita y enciende cerca una luz o veladora que deberá permanecer cerca ardiendo todo el año.

La noche de ese mismo día, en casa del padrino, se meriendan tamales y atole o chocolate, con lo cual finaliza el compromiso del anfitrión.



Escrito por: Queretaro.com.mx
Facebook: directorioqueretaro.com.mx
Twitter: @queretarocommx

Todas las opiniones expresadas en éste espacio pertenecen exclusivamente a su autor y queretaro.com.mx no asume responsabilidad de las mismas.